Sábado 25 de Junio de 2022

DESARROLLO SOCIAL

17 de abril de 2017

Què busca un adolescente en la educaciòn

La educación no pasa sólo por la escuela, tiene que ver con lo que hacemos con los niños desde que nacen.

Las características de los contextos del sujeto como el grado de apoyo familiar y social puede ser muy importante para su desarrollo. Es muy difícil que los docentes se conviertan en modelo porque lo más fuerte para los chicos es la casa. La educación no pasa sólo por la escuela, tiene que ver con lo que hacemos con los niños desde que nacen. 

La vida del adolesscente está atravesada por la televisión, las redes sociales, lo que pasa en la calle, por lo que se valora en términos de relaciones desde el mensaje de padre y abuelo. Sin embargo, veo que los chicos valoran a los docentes que establecen vínculos y son coherentes. No sé qué es para ellos un modelo. Sí sé que lo único que no ha cambiado desde siempre es que, para alguien que crece, los adultos son referentes.

El vínculo con los alumnos está en mi caso atravesado por mi experiencia como adolescente. Fui una adolescente de libro, en términos de conflictividad.

Mi gusto por trabajar en la escuela media tiene que ver con ese registro del mundo de adultos que no termina de dar respuestas a los chicos que tienen que acomodarse a lo que les enseñan, que muchas veces no tiene que ver con lo que encuentran cuando salen de la escuela. Me llevó un tiempo darme cuenta de que sin establecer vínculos no pasa nada en el colegio, en términos de aprendizaje. Veo un adolescente que llega con lo trae de su casa y se ve atiborrado de materias dadas por adultos tan diversos como los que encuentra en la calle.

Hoy todo está en juego: el sentido, el compromiso. La autoridad se construye desde lugares de coherencia y honestidad.

Los padres consideran que los chicos en la secundaria son grandes y los dejamos bastante solos. Los papás no tienen demasiadas herramientas. También están hasta las manos.

Miden las cosas en términos de resultados (menos de seis o más de seis). El adulto está desdibujado como autoridad, los padres dicen "yo lo entiendo" o "lo que pasa es que a él no le gusta".

Cuando analizás una situación difícil, seguramente es que en la casa no puede atajarla. Nunca es por los chicos. Los chicos son transparentes, aun los más rebeldes. No tengo la percepción del común de la gente que los ve como un peligro.

Los adolescentes son maravillosos, están ávidos de un montón de cosas.

Desde una interpretación pesimista, la adolescencia se percibe como sinónimo de existencia vacía y estéril ha sido tratado en gran cantidad de películas y de libros. En nuestro país, la novela homónima a la película, Historias del Kronen, escrita por José Ángel Mañas, abordaba el mismo tema que sus coetáneos americanos: la vida simple, sin estímulos diarios, reaccionando solamente ante las drogas y el alcohol. Jóvenes que no eran yonkis, pero que robaban dinero a sus padres. Jóvenes que querían tener relaciones sexuales, pero no pareja. Jóvenes que querían dinero, pero no tener que trabajar. Una forma de vida que dio que pensar a sociólogos y a psicólogos, aparte de a una cantidad ingente de padres que no hacían más que llevarse las manos a la cabeza preguntándose qué habrían hecho mal. 

La Interpretación optimista de romper el círculo es la más sencilla: crecer. Al fin y al cabo, a todos nos ha pasado que, sin saber cómo, un día echas la vista atrás y te encuentras pagando una hipoteca, haciendo horas extras o yendo a la guardería a por el niño. Quizá sea cierto el tópico que disculpaba todas estas locuras diciendo que eran cosas de la edad.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!