Jueves 18 de Abril de 2024

SALUD

13 de octubre de 2016

Más niños usan anteojos por la tecnologìa

Hoy se celebra el Día Mundial de la Visión para generar conciencia sobre la importancia de cuidar la salud visual y evitar consecuencias

Hoy se celebra el Día Mundial de la Visión para generar conciencia sobre la importancia de cuidar la salud visual y evitar consecuencias.

Celebrado anualmente el segundo jueves de octubre, hoy se celebra el Día Mundial de la Visión, un día de conciencia para centrar la atención mundial en la ceguera, discapacidad visual y la rehabilitación de los discapacitados visuales.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 80 por ciento de casos de ceguera son evitables, ya sea mediante afecciones prevenible (20 por ciento) o bien mediante diversos tratamientos (69 por ciento). La prevención y el tratamiento se han convertido en los dos procesos con mejores resultados para los problemas de visión.

La presidente del Sociedad de Oftalmòlogos, aseguró que hoy en día la gente está tomando conciencia de la importancia de visitar al oftalmólogo y acudir a una óptica a la hora de elegir un anteojo.

“Hoy estamos muy bien, trabajamos mucho en la información y la concientización para que cuidemos nuestra salud visual como cuidamos toda la salud”.

Precisó que hoy un niño de tres o cuatro años ya sabe distinguir letras y números por lo que resulta necesario que acuda desde muy pequeño al oculista. “Un chico que en la escuela no ve bien, que confunde o se saltea renglones, que pide ayuda para leer el pizarrón tiene un problema. Por lo general son los docentes los que detectan ese problema”.

– ¿Cuánto tiene que ver la tecnología en estos problemas de vista?

– Y las luces de la tablet o el celular, o la computadora reflejan mucho. Muchos niños y cada vez más usan anteojos desde los cuatro, cinco años. Los padres tienen que llevarlos a ver a un profesional para sacarse dudas y tratar el eventual problema y después ir a una óptica con la receta a buscar ese anteojo.

Hay otras señales que podríamos tomar en cuenta si sospechamos que nuestro pequeño o pequeña podría necesitar lentes. "Muchos papis refieren que sus hijos se tropiezan con frecuencia y botan las cosas sin darse cuenta", agrega Salazar. Y si parpadea excesivamente, acerca mucho los objetos, libros o cuaderno, ladea la cabeza para leer o escribir, le duele la cabeza y siente cansancio - sobre todo al salir de clases-, una consulta médica confirmará o despejará cualquier duda.

"Lo mejor es llevarlo a un oftalmólogo pediatra para una evaluación, ellos tienen equipos y técnicas especiales para detectar problemas visuales en los niños", añade la optómetra.

Es importante que los papis estemos atentos a esas señales y en constante comunicación con la Miss, los problemas visuales generan estrés y cansancio innecesario, y es nuestro deber velar por el buen desarrollo de nuestros hijos. Ante sospechas, es mejor descartar.

Y si resulta que necesita anteojos, acá les dejo unos tips que les pueden servir.

¿Cómo elegir anteojos para niños?

MONTURAS

 

                        
Monturas de acetato


 

 
  • Lo fundamental es la comodidad. Si al pequeño le resultan incómodas, lo más probable es que no quiera usarlas.
  • Ni muy grande ni muy pequeña, debe ser adecuada al tamaño de su rostro para que tenga libertad de movimiento. Ni más altas que las cejas ni más anchas que su cara.
  • Por lo general, uno debe visitar al oftalmólogo una vez al año y es muy probable que los niños deban cambiar de monturas con esa frecuencia, debido al uso, desgaste y variación de medida. No busque unas monturas que "crezcan" con él.
  • La montura no debe reposar sobre las mejillas sino sobre la nariz, por eso el puente debe tener la máxima superficie de contacto posible. Hay que tomar en cuenta que los niños pequeños aún no tienen el puente nasal desarrollado.
  • Las patitas o varillas de las monturas no deben presionar la cabeza a tal punto que les genere fastidio o incomodidad, pero sí deben ser resistentes y no dañarse ante las torceduras.
  • Si le coloca un cordón sujetador, este debe permitir que los anteojos reposen a la altura del pecho para mayor seguridad, comodidad y facilidad.
  • El material debe ser liviano y resistente a los golpes y manipulación. Los niños juegan y se tiran al piso, debemos tener en cuenta eso.
  • Las de silicona (Miraflex) son bastante flexibles y seguras; las de acetato son muy resistentes y livianas; las de titanio son antialérgicas pero no son flexibles; y las de nylon TR-90 son duras pero flexibles. La elección dependerá de la edad y actividad del niño. Es mejor consultar con un especialista que le recomiende el material ideal para su niño. 
 
Monturas de silicona.
  LENTES

 

  • El policarbonato es el material ideal porque es liviano y resistente a los golpes. Por lo general, se les realiza un tratamiento endurecedor para reducir las rayaduras.
  • El policarbonato ofrece de por sí, protección UVA y UVB.
  • De ser posible, invierta en el tratamiento antireflex para niños en edad escolar. Minimizará el reflejo de las luces del aula y de la computadora.






 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!