Sábado 4 de Diciembre de 2021

CINE

22 de julio de 2020

Disfruta tus vacaciones con muy bunas películas

Todo en un día(John Hughes, 1986)

La adolescencia es un período complicado que el cine ha tratado en multitud de ocasiones y de muy diferentes maneras, de la comedia a la tragedia pasando por el terror.

 

Repasamos algunas de las mejores películas y sagas adolescentes más destacadas de estos más de 60 años de hormonas revolucionadas. Títulos con protagonistas adolescentes de todo pelaje y condición.

Apenas un año después de crear la obra definitiva Hughes volvió a golpear cambiando de tercio y pasándose a la aventura urbana y aún más desinhibida. Absentismo escolar, un Ferrari robado, un desfile, alta cocina y muchas ganas de juerga. Todo deberá suceder en el mismo día para estos listillos porque en el fondo ellos también lo saben: este tiempo está ya de recogida. No es solo una de las películas adolescentes con los diálogos más inspirados, ni tampoco la única que es una velada oda al reaganismo. Pero de seguro será la que tenga la escena de ruptura de la cuarta pared más insospechada. E. M.T.

48 La chica de rosa (Howard Deutch, 1986)

No confundirla con ’16 velas’, que eso, sobre todo si estás en el número 10 de la calle (mejor dicho, camino) Cloverfield, puede acarrearte graves consecuencias. Dirigió, como en ¿una maravilla con clase’, Howard Deutch (el esposo de la Ringwald, suertudo él) John Hughes en el guión, la producción y el espíritu de esta Cenicienta de instituto con los rasgos de una Molly Ringwald que enamoró a media juventud mundial, pero que sí, al final, como pasa siempre, dejaba en la cuneta (de las pre MILF, ojo al dato) al personaje de Jon Cryer para irse a la inevitable fiesta de fin de curso (menos traumática que la de ‘Carrie’) con el guaperas pijo de turno. La historia de siempre. La historia de mi vida. Siempre nos quedará (aparte de esta delicia de largometraje) el charlar con Harry Dean Stanton tomando una cerveza.

49 'La mujer explosiva' (John Hughes, 1985)

Aunque su mejor obra siempre será ‘El club de los cinco’, recordada por lo verosímil de su realismo social, parece que John Hughes estaba tocado por la gracia de saber hacer comedia. Y ahí tenemos a la energizante ‘La mujer explosiva’, una película que ponía al día el mito de Frankenstein, exploraba los pros y los contras de la vida nerd y que también se adelantó a las consecuencias de un mundo donde el photoshop puede distorsionar nuestra manera de ver la belleza femenina. E. M. T.

50 El club de los cinco (John Hughes, 1985)

Era un día fuera de la semana lectiva, una matinal para que un quinteto de alumnos díscolos, por las más variopintas razones, compartieran una mañana de castigo/encierro en el instituto bajo la (algo ausente) vigilancia de un tutor algo más preocupado en otros asuntos que en perder el sábado en clase. Con toda seguridad la obra más icónica y representativa de John Hughes (no su mejor trabajo como director), un retrato de la adolescencia, de sus miedos, de sus soledades y de sus bailes en la biblioteca. Imposible no sentirse identificado con alguno de estos cinco outsiders ni con su final musical con un touchdown a la vida futura si es que esos tiempos no se olvidan de mí. F.F.

51 'Footloose' (Herbert Ross, 1984)

Aunque ya había participado en algunos films ('Viernes 13' o 'Dinner'), fue 'Footloose' la película que lanzó a la fama a Kevin Bacon con 26 años. Allí era Ren McCormack, un joven de Chicago que llega a Bomont, un pueblo donde bailar y el rock están prohibidos.

52 'Repo-Man' (Alex Cox, 1984)

El nihilismo punk y el angst adolescente toman forma en el rocker Otto, que acaba de dejar su trabajo tras propinarle un golpe a su compañero (y al que también le acaba de dejar la novia). Banda sonora a cargo de Iggy Pop, Suicidal Tendencies , Circle Jerks, X o Black Flag entre otros, montajes al estilo collage y secuencias en stop motion, así como una trama que se adivina bastante irrelevante, 'Repo Man' es un desfile de las señas de identidad generacionales de aquellos que vivieron los ochenta más sucios y oscuros a cargo de Alex Cox, ese mismo extraño director que poco tiempo después realizaría la también clásica ‘Sid and Nancy’. Divertida, descorazonadora, y a la vez inconformista.

53 'rebeldes' (Francis Ford Coppola, 1983)

Francis Ford Coppola adaptó la clásica novella de S.E. Hinton en esta película a la que, aunque se le reconoció el mérito estilístico y visual (responsabilidad sobre todo de la mano de Stephen H. Burum), no se le lograron ver todas sus bondades en su momento. Pero ‘Rebeldes’ es un drama melodramático muy recuperable, con esa característica y grandilocuente forma de filmar de Coppola en la que de paso se le confiere una creíble voz a los adolescentes de clase baja de su época, gracias, sobre todo, a las actuaciones de debutantes como Matt Dillon, Patrick Swayze, Tom Cruise o Ralph Macchio. E. M. T.

54 Curso 1984 (Mark L. Lester, 1982)

Ahora con las bandas latinas dueñas de los patios de recreo y de los pasillos de nuestros centros de enseñanza lo que veíamos en las películas de los 80 o primeros 90, tipo ‘El sustituto’ o ‘El rector’, y que nos parecía una (divertida) exageración que sólo acontecía en Estados Unidos, es ya como un episodio de ‘Candy Candy’. Pero en fin, dejemos la triste realidad de pantalones caídos y vayamos al rescate de un puñetero clásico del exploit, el ‘Semilla de maldad’ (peliculón de Richard Brooks donde el rock es malo y violento, pero bueno si llevamos a los rockeros al cine) de la salvajada. Bandas de punkis y de teenagers que acojonarían a los drugos de ‘La naranja mecánica’ aterrorizan a un instituto, a los alumnos normales y a los profesores. Algunos de ellos van a tener que tomarse la justicia por su cuenta al más puro estilo Charles Bronson. Tuvo secuela, con profes cyborgs. Gloria bendita. F.F.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!