Jueves 6 de Octubre de 2022

5 de agosto de 2016

El operativo "Mendoza Evalúa para Aprender"

Se tomará lectura en voz alta a chicos de tercer grado
como estrategia de evaluaciòn de la comprensión de textos. También se medirán conocimientos de Lengua y Matemática en séptimo año. Lectura de 4 minutos.

La semana próxima, los alumnos de tercer grado deberán leer en voz alta letras, palabras y un texto, para responder luego algunas preguntas sobre lo que leyeron.

Se trata de una evaluación que la Dirección General de Escuelas implementó este año para medir la comprensión lectora de los niños. También se tomarán pruebas de Lengua y Matemática a los chicos de séptimo. 

El operativo "Mendoza Evalúa para Aprender" se desarrollará entre el 8 y el 12 de agosto e incluirá a todas las escuelas primarias de la provincia. Celia Chaab, directora de Evaluación de la Calidad Educativa, resaltó que están promoviendo que los padres envíen a sus hijos a la escuela durante esa semana y que los incentiven a rendir. 

Es que si bien la prueba es anónima -no lleva el nombre del alumno- y no se traduce en una calificación en el boletín, Chaab destacó que tiene un impacto mayor, ya que de los resultados dependen las decisiones educativas que se tomarán.

Además, como las mediciones se entregarán a cada escuela, permiten determinar los cambios necesarios en el aula para mejorar el aprendizaje. 

En tercer grado, la prueba de lectura oral tendrá una duración de tres a cuatro minutos. El pequeño será llevado por la docente a otro espacio, mientras sus compañeros se quedarán con una auxiliar.

Se le pedirá que lea letras, luego palabras y finalmente un texto corto. Y después, se le harán cinco preguntas sobre información presente en el pasaje leído. 

Chaab explicó que de este modo se puede evaluar si, como es esperable al terminar tercero, el niño ha adquirido una lectura mecánica decodificadora -la ha automatizado-, lo que le permite dedicar su atención a la comprensión del texto y la construcción del sentido. 

En séptimo grado, en tanto, se seguirán tomando pruebas de Lengua y Matemática, con cuadernillos impresos con múltiples opciones.

Para Lengua, los alumnos deberán leer de modo silencioso dos textos literarios y uno explicativo para constatar la comprensión lectora; como también hacer algunos ejercicios de silabeo, familia de palabras, etc.

Para Matemática, tendrán que resolver problemas que involucran conocimientos de numeración, fracciones, Geometría, entre otros. 

Los resultados de estas mediciones del sistema educativo, que permitirán conocer el estado de desarrollo de las capacidades de los alumnos de tercer y séptimo grado, se difundirán a fines del mes que viene.

Tomará un par de meses más elaborar los informes que se entregarán a cada establecimiento educativo para que puedan implementar modificaciones en el proceso. Sin embargo, no se difundirá un ranking de escuelas. 

"Estamos intentando generar conciencia de que estas evaluaciones son una fase más del sistema educativo y que los alumnos comprendan que, cuando participan, están construyendo ciudadanía y son protagonistas y responsables de su proceso", indicó Celia Chaab.

En definitiva, las pruebas son fundamentales para contar con datos certeros para tomar las decisiones que impactarán en el futuro de la educación.

GENTILEZA MINISTERIO EDUCACIÒN MENDOZA

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!