Jueves 13 de Junio de 2024

SALUD EMOCIONAL

14 de febrero de 2018

La inseguridad productiva es propia de personas inteligentes

Son personas muy lógicas y necesitan que “todo encaje”, que todo tenga sentido. Cuando la vida, exige a veces que la aceptemos tal y como es, con sus irracionalidades, caos y extrañezas.

Parece que todos deseamos tener un Coeficiente Intelectual muy alto, pero, ¿son más felices las personas que realmente lo tienen? La inteligencia puede no tener mucho que ver con la sabiduría después de todo, aunque suene obvio, la inteligencia no suele ser sinónimo de felicidad, seguridad, tranquilidad o éxito necesariamente.


La inseguridad que nos atrapa e inmoviliza no es útil. Sin embargo, la inseguridad que nos indica algo como “detente, sé cauto y reflexiona antes de decidir” puede sernos de gran ayuda siempre y cuando, eso sí, nos ayude a tomar una decisión y no a atascarnos de forma indefinida.

Las personas inteligentes suelen tener grandes dificultades a la hora de gestionar esa inseguridad porque como hemos dicho, suelen presentar una baja autoestima además de alguna de estas dimensiones:

Analizan en exceso cada hecho, acontecimiento, palabra dicha, gesto o actitud.


Presentan un tipo de pensamiento “arborescente”. Es decir, de una idea pasan a otra y luego a otra más, hasta quedar eternamente enfrascados en estados mentales sin salida.
Son personas muy lógicas y necesitan que “todo encaje”, que todo tenga sentido. Cuando la vida, exige a veces que la aceptemos tal y como es, con sus irracionalidades, caos y extrañezas.


Por tanto, y para conseguir que la inseguridad no les deje aislados en el inmovilismo de sus sofisticadas mentes, es necesario que aprendan a tolerar las incertidumbres, la imperfección del comportamiento humano así como la carencia de lógica de muchos eventos de este mundo.

Además de todo ello, es vital que su inteligencia pase de esa frontera eminentemente “racional”, hacia esa inteligencia emocional donde dejar de infravalorarse o de auto-percibirse como seres extraños, ajenos a una realidad que, aunque no lo crean, les necesita más que nunca para vencer “el virus de la estupidez humana”.

 

“La inteligencia de un individuo se mide por la cantidad de incertidumbres que es capaz de soportar”-Immanuel Kant-

Las personas inteligentes, por su parte, suelen caracterizarse por una marcada inseguridad, por una elevada latencia de respuesta, reflexión e incluso discreción personal. Todas estas dimensiones no crean impacto. Aún más, vivimos en un mundo donde la inseguridad sigue viéndose como una característica negativa. 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!