Miércoles 20 de Octubre de 2021

SALUD EMOCIONAL

3 de marzo de 2018

Rendir exámenes afecta a secundarios y universitarios

El “pánico a los exámenes”, una patología que afecta a jóvenes.

El miedo extremado o de terror producido ante la exigencia de una evaluaciòn final es una patología  que se està poniendo de moda en los adolescentes y que les impide rendir las materias, aún cuando académicamente están bien preparados.

La psicóloga Cecilia Fidanza, integrante de la Asociación Argentina de Trastornos de la Ansiedad (AATA), explicó que el pánico a los exámenes, o miedo irracional a ser evaluado, presenta diversos síntomas.


Son personas que frente a una situación de examen, sobre todo oral, sufren taquicardia, opresión en el pecho, sensación de ahogo, sudoración, náuseas, cólicos intestinales y temblores.


Tener la “mente en blanco”, tartamudear, sentir confusión y preocupación exagerada por el propio desempeño, minusvalía o incapacidad para enfrentar la instancia evaluadora, son otros síntomas posibles que caracterizan la problemática.


Fidanza señaló además que los estudiantes afectados por esta patología suelen ser muy perfeccionistas, y es posible que no se presenten al examen aún cuando estudiaron mucho.


“El problema no es el examen en sí, sino la percepción que la persona tiene del examen y de sus propias capacidades”, señaló la psicóloga de AATA y agregó que los estudiantes que sufren en forma desmedida frente a una evaluación, piensan que son fracasados, que no van a poder o que no estudiaron lo suficiente.

“La ansiedad social puede manifestarse como temor a hablar en público, a comprarse ropa en un local, a preguntarle una dirección a una persona desconocida o a rendir un final”, explicó Bustamante y señaló que a nivel mundial, el 13,3 % de la población sufrió este trastorno en algún momento de la vida.

En cuanto a los tratamientos, los especialistas consultados coincidieron en que el objetivo es reducir la ansiedad -a través de técnicas de relajación, respiraciones, simulaciones de examen y estimulación de pensamientos positivos- y darle al problema la dimensión real que tiene.

Juegos de rol, simulaciones y meditación
Simulaciones, ejercicios de respiración y relajación, juegos de rol y meditaciones, son algunas de las estrategias que proponen los especialistas a la hora de reducir los niveles de ansiedad y controlar el temor que provoca rendir un examen.

“Se vive el fracaso académico como un fracaso en la vida que es irreversible e irreparable -agregó-. Por eso trabajamos con estrategias de afrontamiento, simulaciones, juegos de rol y actividades de exposición y reestructuración cognitiva, para ajustar estos pensamientos sobredimensionados”.

Desde la Fundación “El Arte de Vivir”, se combinan estas  estrategias con prácticas de yoga “para tranquilizar la mente y aumentar la concentración y el rendimiento físico, emocional e intelectual”.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!