Miércoles 20 de Octubre de 2021

ESCUELA DE PADRES

9 de abril de 2018

La disfunción familiar motiva problema en jóvenes

Hay conductas que se manifiestan en la trayectoria escolar del jovèn debido a múltiples conflictos en el hogar.

Muchas familias no logran satisfacer las necesidades emocionales o físicas de los niños; además, los patrones de comunicación de la familia pueden limitar severamente la expresión de las necesidades y emociones de los niños. Los niños que crecen en familiar de este tipo suelen tener una baja autoestima y creer que sus necesidades no son importantes o que los demás no las van a tomar en serio. Como resultado, pueden formar relaciones insatisfactorias en la edad adulta.

Problemáticas sociales como la disfunción familiar están relacionadas en gran medida con las causas de atención psicológica otorgadas a adolescentes principalmente de secundaria.


Los gabinete de psicologìa escolar, informan que en las consultas otorgadas a los jóvenes presentan múltiples conflictos relacionados directamente con la disfunción familiar; sus manifestaciones van desde rencores hacia los padres, fracasos escolares, mal comportamiento, irritabilidad y baja tolerancia hasta la frustración.

Los adolescentes manifiestan problemas de conducta y contra la autoridad llegando incluso a sufrir de embarazos no deseados y en casos más graves adicciones a diversas sustancias como el alcohol u otro tipo de drogas.

Al no contar con una base familiar fundada en los valores como el amor, respeto, sensibilidad, tolerancia, compromiso, responsabilidad, entre otros, hacen que el joven sea más vulnerable a caer en este tipo de situaciones, sumado a la inestabilidad que sus propios cambios biológicos le generan.

Es importante considerar que en esta etapa, debido a los cambios mencionados, los jóvenes desean hacer cosas y adquirir responsabilidades que aun no son capaces de controlar o afrontar y son fácilmente influenciables.

El problema es de consideración ya que por lo menos seis de cada diez menores que acuden a consulta reflejan este patrón.

Por lo anterior es importante que los padres asuman la responsabilidad que les corresponde al decidir formar una familia, aprendan a resolver primeramente los conflictos de pareja para que en comunión enfrenten la educación de sus hijos.

La psicóloga resalta como factor muy importante la correcta comunicación familiar; sentarse a dialogar sobre las situaciones y problemas que aquejan tanto a padres como a hijos, saber manejar los límites y la autoridad (no autoritarismo) siempre basados en un marco de respeto y amor.

El gabinete institucional, exhorta a sus derecho habientes para que estén al pendiente del comportamiento de sus hijos, que se comuniquen con ellos y los inviten a solucionar sus preocupaciones. En el medio del hogar pueden ser canalizados a través de su médico familiar con especialistas en psicología que con previa valoración les atenderán para que madre, padre e hijos superen la situación que les aqueja.

Mi foto

por Agueda Reynalte-Psicologa

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!