Domingo 16 de Mayo de 2021

DESARROLLO SOCIAL

27 de febrero de 2018

La juventud y los retos de la actualidad

Perteneciendo yo al mundo juvenil de los veinteañeros me siento madura e inteligente, lògica, y voy dejando la rebeldìa propia del adolescente.

Qué puedo decir como incipiente en el trayecto a la vida adulta,  esta es una etapa muy bonita y estable, muchísimo más que la adolescencia que te parece una complicaciòn, casi el 90% de las veces. Ya soy más madura y más inteligente, ya no tengo “la edad del pavo”, los adultos ya me respetan un poco más…o no, depende con quién se me cruce y cómo sea esa persona. Y también empiezo a tener ganas e ilusión de comenzar mi vida independiente y formar mi propia familia…Pero claro, esto tiempo al tiempo.

Lo bueno de ser adulto joven es que tienes más libertad para hacer lo que desees en tu tiempo libre; puedes jugar a videojuegos y ver anime si te gusta, estar en redes sociales y foros, salir a pasear o ir de fiesta, tener un amor estable, se tiene amigos 100% confiables, entiendes muchísimas cosas de adultos que antes siendo un adolescente no te enterabas, hay relación con la sociedad en general, etc.

También tiene sus puntos negativos, hay más ansiedad por las responsabilidades que te caen encima que son mucho mayores que en la adolescencia, tienes más estrés en trabajo/universidad, hay veces que las hormonas te hacen una mala jugada (te cambian el carácter, sobretodo en chicas)…

Pero bueno, pienso que el mundo juvenil tiene cosas buenas y malas, como en todas las épocas de la vida. También hay aspectos positivos y negativos en la infancia, en la adultez, en la madurez y en la vejez, así que la etapa juvenil no tiene porqué ser la etapa más detestada y que se convierta la menos valorada ya que es una época aún de aprendizaje, de iniciar tu propia vida con independencia familiar y además se tiene cierta madurez para que una persona se dé cuenta de las cosas y lo que es importante o no.

Los jóvenes de mi quinta no son tan “irresponsables” o “rebeldes” porque ya superan los 20 años y emocionalmente están más estables (sí, también hay excepciones), las chicas y chicos empiezan a independizarse o a vivir en pisos de estudiantes con otros jóvenes sin dejar de tener contacto familiar, y ya se organizan su propia vida. Al principio es duro, pero si se sabe hacer las tareas del hogar (incluido cocinar) y eres responsable con tus asuntos y sabes administrar y utilizar bien tu economía, las cosas se volverán más a tu favor y no tendrás problemas.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!