Jueves 6 de Mayo de 2021

EDUCACION

3 de diciembre de 2018

Vivir enojado es una forma de ser

Cuando perdemos el control de uno, esta emoción se vuelve destructiva.

Por: Por:Redacciòn colegio"Facundo Quiroga"

Puede hacerlo sentir como si estuviera a merced de una emoción impredecible y poderosa.

El enojo es una emoción humana totalmente normal y por lo general, saludable. No obstante, puede ocasionar muchos problemas en el trabajo, en las relaciones personales y en la calidad general de vida. cuando perdemos el control de esta emoción y se vuelve destructiva.

La ira es una emoción básica y universal. Básica porque está al servicio de nuestra supervivencia a partir de tres funciones; la facilitación del desarrollo rápido de conductas de defensa-ataque, la vigorización de nuestra conducta y la regulación de la interacción social. Universal porque cualquier miembro de la especie sano experimenta ira. Por lo tanto, enfadarse no sólo es normal sino también necesario. Sin embargo, cuando la ira es demasiado frecuente en nuestras vidas o desproporcional, aparecen los problemas. Por eso, además de experimentarla, debemos aprender a controlar la ira y saber cómo expresarla.
Si sentis que cualquier cosa te hace explotar de ira, y no le encuentras razón. ¿Cómo evitar esto?

En un hecho emocional, que nos causa desagrado se debe proceder a la calma. Así poder encontrarle el sentido verdadero a la furia.  A todos nos ha pasdo alguna vz, de sentirnos un poco furioso. Pero qué sucede si nos empezamos a sentir así los siete días de la semana. No te enojes que solo tú de última eres el menos beneficiado.


La vida nos  lleva cotidianamente al enfado, es cuando se debe analizar el problema y actuar con tolerancia.

Cuanta veces ante hechos simples reaccionas con ire, ese enojo no solo pone a prueba tu paciencia, sinó tambien el de las personas que sufren del maltrato.

Cuando la persona se da cuenta de que el enojo es la respuesta menos funcional ante un problema.Hay que aprender a moderar la situación antes que deribe en un drama mayor. e debe repensar como y cuando surge la ira, alli se abre un gran abanico de posibilidades que  llevan a replantearse  si el enojo es justiciado o injustificado. 

Analizar la fuente del enojo y no centrarse tento en nosotros mismos, ya  que hace perder de vista todo lo demás. Y, lo que es importante no es la ira o el enojo, sino la postura caprichosa del comportamiento. El no querer analizarnos que nos está pasando. Donde surge el enojo, si el mismo debe ser considerado como  esporádico, o el enojo se transfoma en rutinario como parte de la personalidad.

Aunque significa un gran esfuerzo, el ponerse en el lugar del otro, del que sufre nuestros berriques, es necesario trabajar la "empatía", lo que significa lograr ponerse en el lugar del otro. De a pocos se puede elaborar este concepto desde empezar a disciplinar el carácter, centrandose en aquellas pequeñas cosas que nos hacen feliz, y desechando de a poco lo que nos daña- Al ampliar el margen de nuestra propia aceptación vamos ganando espacio en los semejantes. Ellos empezaran a dejar de huir o alejarse de nosotros.
etras de un enojo espontáneo se esconde un gran enojo inicial. Aprende  analizar e identificar cómo ha nacido este disgusto y, en vez de ir acumulando pequeñeses de malestares, oportúnamente puedes ir soltando lo que no te agrada. El decirle al otro, con respecto y desde una postura clara, las cosas que te desagradan, arecientan tus herramientas de expresión clara u precisa del problema, que te bloquea y limitan, esa cladad de sentirte mejor.


Una realidad es que a nadie le gusta convir con personas tóxicas y a tí menos, alojar en tu ser íntimo tanta negatividad, que a la larga va oxidando tus expectativas de socialización.

Las personas no pueden dejar de convivir con los otros, entonces trata de convivir contigo mismo, sacandote de encima el odio o las angustias por no ser, tener o alcanzar las metas, que quizas estas metas no están mun bien determinadas por lo consiguiente son inalcanzables. Y, en eso se basa tu conflicto  en ser o querer tener, te va quitando tu tiempo positivo para pensar alternativas para aquello que te hace enfurecer y que no es parte del ser dulce que habita en tí.
 la clave para todas las personas que están enojadas, tal vez esa sea la clave para ser feliz, para ser funcional, para tener ganas de ser mejor, tal vez eso es lo único que necesito, una ración extra de amor, ternura y cariño, para ser de nuevo yo; esa persona que tiene muchos amigos, que la aguantan sin importar cuan rara pueda llegar a ser.

Tal vez esa es la clave, yo funciono y vivo a partir del amor, aunque bueno, estoy bajo un cocktel de hormonas, no me culpen si estoy siendo más cursi que de costumbre, pero es mejor que estar enojada todo el tiempo. Además, la música ayuda mucho a calmarse, fue buena idea escuchar la sección de Totally Stress Free de Spotify.com, además, hoy me han tratado todos con tanto amor, que eso me hace tratar de controlar mi mal humor.

Aunque empiezo a creer, que cuando recibes tanto amor, tanta buena vibra simplemente no te queda otra más que ser feliz, porque cuando recibes amor, eso simplemente te desarma, así que hoy, tuve un tratamiento extremo de eso durante todo el día. 
  
  

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!