Miércoles 20 de Octubre de 2021

EDUCACION

27 de septiembre de 2019

Mi hijo es inmaduro o irresponsable

El diálogo entre padres e hijos es importante para el bienestar mutuo, el éxito, y la mejor opción para que juntos puedan enfrentar las adversidades que se presenten.

No cumplir con los quehaceres en la casa, no hacer las tareas, olvidar las obligaciones, hacer lo que le parece y cómo le parece, sin importar las consecuencias de sus actos, o incluso no atender su cuidado personal, son algunas de las situaciones en las que los jóvenes demuestran irresponsabilidad o inmadurez.

Por lo general van de la mano, pero en ocasiones no es así. Por eso, es importante que los padres conozcan por qué los jóvenes se comportan de una u otra manera, para saber qué hacer, cómo ayudarlos.

Para el psicólogo Freddy Cristancho, “Se conoce como una persona inmadura a aquella que no ha evolucionado de manera correcta respecto a su edad, que no muestra avance en su condición social, moral y psicológica, es decir, que no actúa y afronta las situaciones de acuerdo con su experiencia en la vida”, puntualizó.

Visión de deber: los deberes son obligaciones, los cuales están presentes a lo largo de todas las etapas del desarrollo, sin embargo, hay padres que ponen a los hijos en una posición de confort, donde los deberes son asumidos por ellos dado su estilo sobreprotector. Incluso en ocasiones los padres asumen las consecuencias de los deberes no realizados por los hijos.

Autonomía: se estimula desde la primera infancia de los hijos y se manifiesta cuando empiezan a caminar y a independizarse; toman sus decisiones y en ocasiones, si no existe en el entorno una respuesta favorable a este accionar, se genera una sensación de duda y vergüenza, que le restará autonomía para el resto de su vida si no se interviene de manera específica.

Rendición de cuentas y consecuencias: Todo joven debe comprender que en algún momento deberá dar cuentas por sus acciones o por sus inacciones, esa consciencia es la que culmina la posibilidad de que el valor de la responsabilidad se manifieste.

Todos los seres humanos maduran por etapas conforme a su edad a partir de los tres años. Y en cada una de ellas, se registran avances que permiten continuar a una siguiente fase.

Un ejemplo claro es el de Roberto, quien a sus 18 años no cumple con sus deberes en casa y tampoco con sus tareas de la preparatoria. En su caso, ya cuenta con la capacidad física y emocional para realizar esas actividades, lo que significa que ya es maduro para esa etapa de su vida; no obstante, es su decisión no realizarlas, o sea que es irresponsable.

Además, el especialista explica que, como padre, es muy útil tener en cuenta que el desequilibrio hormonal también puede ser un factor para que el adolescente pueda o no madurar con mayor rapidez. Y agrega que las mujeres inician este proceso con mayor anticipación que los varones, por lo que les es más sencillo integrarse a su entorno y circunstancias”.

¿Cómo se reconoce una personalidad inmadura?

Las personas inmaduras pueden tener personalidades muy distintas entre sí, pueden ser caprichosas y tiránicas o sumisas e inseguras, pero sí hay algo que tienen en común todas ellas: la falta de autocontrol emocional, la arbitrariedad y la ausencia de coherencia personal.

¿Cuándo un joven es irresponsable?

Es cuando se caracteriza por el desorden, la poca medición de las consecuencias de sus actos y el incumplimiento de sus deberes. Son descuidados y rara vez terminan lo que empezaron sin ninguna explicación.

¿Cómo se debe actuar ante estas situaciones?

Padres e hijos deben hablar de lo que se está haciendo mal. Explicándoles que cada acto y decisión tiene sus consecuencias y se debe asumir y resolver. Se conocer porque actúan de cierta forma y poque no les interesa cumplir con sus responsabilidades y deberes, buscar soluciones mediante el diálogo y el ejemplo y si la situación no mejora buscar un especialista que los oriente.

¿Cuál es la principal causa de irresponsabilidad o inmadurez?

El principal motivo es el no tener un proyecto de vida definido y enfocado a superarse, a la que se le suma la falta de exigencia de los padres de familia.

La realidad es que a los jóvenes les falta proponerse metas a corto, mediano y largo plazo, al hacerlo junto con esfuerzo y dedicación podrán luchar por alcanzar sus objetivos empezando por los más factibles y cercanos, que son como escalones que irán superando poco a poco.

Señales de irresponsabilidad

1 Ya pasó el periodo de adolescencia, pero sigue desafiando sin sentido y además está contra todo y todos.

2 Evade sus deberes de la casa y escuela de manera consciente y no tiene la mínima intención de superarse.

3 No tiene autocontrol, está desorientado o carece de visión vocacional, o lo que es lo mismo, no tiene claro lo que desea.

4 Puede actuar de forma ofensiva con los demás o minimizarlos en cualquier situación.

5 Cuando hace sus deberes los abandona si se convierten en complicados o no placenteros

6 Al tomar decisiones no analiza las diferentes alternativas, escogiendo la conveniente.

7 No asume las consecuencias de sus decisiones, no reconoce sus errores.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!