Miércoles 20 de Octubre de 2021

EDUCACION

12 de noviembre de 2019

Vivir de forma más plena contigo mismo y con los demás

Tener una actitud desconfianza con los demás hará que no te portes bien con ellos.

Por: Por:Redacciòn colegio"Facundo Quiroga"

El primer paso hacia el bien es no hacer el mal. Amabilidad en palabras crea confianza. Amabilidad en pensamientos crea bondad. Amabilidad en actos crea amor.

Es normal que, a veces, tengamos actitudes un poco negativas. Haber tenido un mal día, pasar una mala época o no encontrarte del todo bien puede hacer que cultives una energía un poco negativa en tu entorno. Pero si crees que últimamente se ha apoderado de ti esa negatividad, entonces, es el momento de que empieces a tomar control de la situación para mejorar como persona.

Descubrirte cómo ser buena persona cada día dándote algunos consejos que podrás aplicar en tu rutina y, así, vivir de forma más plena contigo mismo y con los demás.

 

Ser mejor persona cada día: consejos para conseguirlo
Si alguna vez te has preguntado cómo ser buena persona cada día tienes que saber que lo único que tienes que hacer es empezar a cambiar tu perspectiva. Muchas veces, nos dejamos llevar por los aspectos negativos de la vida y, esto, hace que empecemos a entrar en una espiral de negatividad y oscuridad. Por tanto, el cambio empieza en ti mismo.

Aquí te dejamos algunos consejos con los que podrás aprender a ser mejor persona cada día. Solo tienes que empezar a aplicarlos en tu rutina y verás como, poco a poco, te sientes mejor.

Sé optimista
Uno de los principales cambios de mentalidad que tienes que hacer para aprender a ser buena persona es que dejes atrás los pensamientos negativos y cultives una visión más positiva de la vida. Está claro que no hay nada perfecto pero no tienes que centrar tus energías en todo lo negativo sino, simplemente, ser consciente de que eso existe pero no focalizar en ello tu atención.

Cultivar una visión negativa y pesimista terminará afectando gravemente tu humor y, esto, hará que puedas actuar de forma egoísta o que respondas mal a las personas de tu alrededor. La negatividad solo atrae negatividad, por tanto, si quieres empezar a ser mejor persona lo primero es que cambies de chip y seas más positivo en tu vida.

No le des tanta importancia a los problemas
Relacionado con lo anterior, ahora queremos recordarte que los problemas no tiene por qué ser tan graves. Tienes que aprender a rebajar la intensidad de los aspectos negativos que pueden ocurrir en tu día a día y aprender a gestionarlos. Está claro que no siempre será todo alegría y felicidad, pero es importante que cuando haya algo que no salga del todo bien, no te hundas.

Tienes que saber tratar las situaciones más complicadas con una actitud positiva y resolutiva. Solo así, conseguirás tener una buena energía que te ayudará a comportarte mejor con los demás.

Dedícale tiempo a tu pasión
Para poder ser buena persona es importante que seas feliz. Y, para ser feliz, es esencial que cuides de ti. Muchas veces, las obligaciones, la rutina o las presiones del día a día pueden hacer que nos dejemos en un segundo plano. Esto, a la larga, hará te sientas frustrado y, por tanto, puedes pagar la frustración con los demás.

Por este motivo, te recomendamos que cuides de ti, que aprendas a pasar tiempo de calidad contigo mismo y que dediques tiempo a lo que te gusta y te apasiona. Nada en el mundo puede ser tan importante como para desterrarte de tu propia vida. Así que aprende a gestionar tu tiempo y nunca, jamás, te abandones.

Practica la empatía
Hay una frase muy sonada entre el seno familiar y que, de hecho, es uno de los mejores lemas de vida que podemos tener. Es la siguiente: "No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran a ti". Si funcionas con esta visión, conseguirás ser mejor persona y tratar a los demás con el cariño y respeto que se merecen.

Esta es una de las bases esenciales de la empatía, ponerse en la piel de los demás para intentar comprender qué es lo que sienten. Si tienes la empatía como lema en tu vida conseguirás tener unas actitudes más bondadosas con los demás y cultivar unas relaciones mucho más positivas y sanas.

Sé agradecido
Y, por último, otro de los consejos para poder ser buena persona cada día es que seas agradecido. Da las gracias siempre que puedas: cuando te dejen pasar, cuando te abran una puerta, cuando te devuelvan el cambio... Y si, además, acompañas esa palabra con una sonrisa conseguirás que los demás se contagien de tu bondad y positividad.

Lo mismo ocurre con pedir perdón. Es importante que nos disculpemos de forma sincera y sonriamos cuando alguien, por ejemplo, nos da un golpe en la calle sin querer. En lugar de enfadarnos, sonríe y discúlpate aunque no sea tu culpa. Con estas pequeñas acciones conseguirás vivir mejor pero, además, también aportarás pequeños granitos de arena de bondad a tu entorno.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!