Domingo 16 de Mayo de 2021

EDUCACION

31 de marzo de 2020

Formar en hábitos a la familia en una sociedad tóxica

Los hábitos son el fundamento de los valores. Foto:Getty

En un mundo en donde tenemos más comodidades, casi no tenemos tiempo para convivir con nuestros hijos. Es esencial para que ellos puedan ser un verdadero ejemplo.

Actualmente tenemos grandes edificios y hay una preocupación por hacerlos más sólidos y mejor estructurados, pero cada vez existe menos tolerancia y paciencia en el interior de la casa.

En un mundo en donde tenemos más comodidades, casi no tenemos tiempo para convivir con nuestros hijos; en un mundo donde podemos viajar en transbordadores al espacio, no conocemos a nuestros vecinos.

La medicina ha avanzado al grado de proponer alternativas para mejorar la calidad de vida y alargarla, pero no nos hemos preocupado por hacer crecer a nuestros hijos en principios que los lleven a tener una vida más sólida, con la obtención de los hábitos y valores fundamentales.

Deseamos enfocarnos primero en los hábitos, ya que como nos daremos cuenta a lo largo de la vida, éstos preceden a los valores. Sin hábitos no habría valores. Es necesario aprender los hábitos que llevarán a nuestros hijos a tener carácter y fortaleza. La palabra carácter a veces la malinterpretamos. Quiero mencionar una definición sencilla de un diccionario importante, la cual nos da una idea correcta de lo que ésta significa. Dice así: “Del griego Charakter, raspar, cortar, grabar, en el sentido de eminencia, cualidades distinguidas o buenas; aquellas que son apreciadas y respetadas; y aquellas que se atribuyen a la persona comúnmente estimada.” Esta definición nos hace entender que una persona de carácter es aquella que por sus cualidades y virtudes es apreciada, respetada y reconocida de manera general por las personas y en los medios donde se desenvuelve. Podemos entender, entonces, que al formar hábitos en nuestros hijos estaremos estableciendo los cimientos sólidos para que nuestros hijos sean reconocidos más adelante como personas de carácter y puedan ser útiles a la sociedad, en cualquier nivel. Si queremos formar carácter en nuestros hijos debemos estar preocupados por formar primero los hábitos. Samuel Smiles, un escritor escocés de fi nales del siglo XIX, escribió libros muy interesantes acerca de las virtudes del esfuerzo personal, carácter, ahorro, vida, trabajo y deber. Él decía: “Siembra un hábito, y cosecharás carácter, siembra carácter y cosecharás un destino.”

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!