Martes 18 de Enero de 2022

EDUCACION

11 de diciembre de 2021

Elegir el futuro laboral

Orientación vocacional: una etapa de indecisión en la que se busca encaminar el futuro Esta práctica está considerada por los expertos como el camino ideal al momento de elegir el futuro. Un joven que pronto finalizará sus estudios secundarios se encuentra atrapado en un momento de mucha incertidumbre, ya que además de lo que representa concluir una etapa, debe pensar en la carrera que elegirá para comenzar su formación hacia su futuro profesional. Suele ser complicado en el que padres, docentes, amigos y la familia preguntan ¿qué vas a estudiar? y esa cuestión se siente como un interrogatorio, que los pone muchas veces entre la espada y la pared. La elección de una carrera no debería ser una decisión impulsiva para eludir la presión de la pregunta de los demás y la incertidumbre que provoca. Debe tomarse un tiempo para conocerse, dudar, pensar y averiguar. Eso ayudará a elegir una carrera relacionada con los intereses propios de quien la emprenderá. Elegir una carrera puede ser mucho más que decidir qué estudiar. Elegir una carrera con un conocimiento profundo de la personalidad, los gustos, intereses, entorno y realidad es elegir un proyecto de vida. Por ello, muchos jóvenes indecisos, abatidos por los interrogatorios y las presiones sociales, y más específicamente familiares, apuestan a la orientación vocacional.

Al terminar el secundario el adolescente ingresa a una etapa de indecisión en la que busca encaminar su futuro.

Orientación vocacional. Esta práctica está considerada por los expertos como el camino ideal al momento de elegir el futuro.

Un joven que pronto finalizará sus estudios secundarios se encuentra atrapado en un momento de mucha incertidumbre, ya que además de lo que representa concluir una etapa, debe pensar en la carrera que elegirá para comenzar su formación hacia su futuro profesional.

Suele ser complicado en el que padres, docentes, amigos y la familia preguntan ¿qué vas a estudiar? y esa cuestión se siente como un interrogatorio, que los pone muchas veces entre la espada y la pared. La elección de una carrera no debería ser una decisión impulsiva para eludir la presión de la pregunta de los demás y la incertidumbre que provoca. 


Debe tomarse un tiempo para conocerse, dudar, pensar y averiguar. Eso ayudará a elegir una carrera relacionada con los intereses propios de quien la emprenderá. Elegir una carrera puede ser mucho más que decidir qué estudiar.

Elegir una carrera con un conocimiento profundo de la personalidad, los gustos, intereses, entorno y realidad es elegir un proyecto de vida. Por ello, muchos jóvenes indecisos, abatidos por los interrogatorios y las presiones sociales, y más específicamente familiares, apuestan a la orientación vocacional.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!