Domingo 20 de Junio de 2021

EDUCACION

24 de abril de 2018

El celular puede ser un aliado y no un enemigo en una clase

Por: Colegio Facundo Quiroga

Es cuestión de animarse. Puede ser una excelente herramienta bien usada en el contexto áulico.

El pedir que los alumnos apaguen los celulares o los inhabiliten sobre la mesa del profesor son estrategias que están perdiendo adhesión. Hay docentes que comprueban día a día que vale la pena perder el miedo de aprender junto a sus alumnos y que usar los teléfonos como herramientas pedagógicas agiliza y mejora los procesos de enseñanza y aprendizaje. 

Cómo enseñar en el aula con Whatsapp o códigos QR

La directora de del Facundo Quiroga, se detuvo asombrada al ver por la ventana que todos los alumnos de una clase estaban con la vista fija en su celular. Estaba a punto de reprenderlos, cuando prefirió observar. Los jòvenes habían escaneado un código QR que les pasó la profe y leían entusiasmados un fragmento literario para comparar con imágenes y responder un cuestionario.

“Que los alumnos se distraen y dispersan son excusas. Si usás los celulares en el aula los acercás a su entorno, hablás su mismo idioma, fomentas su creatividad y -en contra de lo que se cree- favorecés el trabajo colaborativo”, asegura la docente, quien incluso ha subido a la Plataforma Educativa Institucional, un video con su explicación oral sobre un tema de clase. 


“El límite es su imaginación”, les dijo confiada a los docentes, que se reunieron antes del ingreso escolar para aprender a “aprovechar los teléfonos inteligentes en el aula”. 

Llevar el celular y bajar algunas aplicaciones de forma previa fue la única premisa que recibieron los docentes, que participaron de la jornada. Después, el encuentro fue pura diversión y aprendizaje. Trabajando con el código QR, resolvieron adivinanzas, se desafiaron con juegos de ingenio y crearon clases prácticas para trabajar con sus estudiantes.

“Que los alumnos se distraen y dispersan son excusas. Si usás los celulares en el aula los acercás a su entorno, fomentás su creatividad”.

“Depende mucho de la institución el poder usar tecnología. Al contrario de lo que se cree, los especialistas sostienen que el uso de esta herramienta nivela las clases sociales. “Las netbooks están siempre en reparación y son pocos los que las tienen en condiciones. En cambio, todos cuentan con un celular y se pueden pasar las aplicaciones por Bluetooth, sin necesidad de Internet. Si no tienen plata para las fotocopias, les sacan una foto y leen”.

“Hay que salir del paradigma que usar el teléfono es de chantas. Romper estructuras tradicionales con las formas lúdicas”, hay que investiga esta herramienta y, luchar para que se de un uso apropiado al celular en las aulas. Esto está a tono con otros sitios del mundo.

Armar una tarjeta de presentación en un código, corregir también por código las pruebas en casa, autoevaluarse con videos, involucrar a los padres con consignas reenviadas en grupos de Whatssap, buscar satélites, recorrer sitios del mundo, grabar lecturas y programas son algunas de las funciones que los docentes idearon para volver y aplicarlas en sus cursos. 

“Es cuestión de animarse. Creo que puede ser una excelente herramienta. Ahora, hay que crear hábitos a los chicos para que los usen sólo con responsabilidad”, opinó Eliseo Dìaz, profe de Geografía. “Surgen nuevos usos todos los días. Hay que atreverse a investigar”, cerró Sajama, quien aplica esta herramienta desde su espacio curricular: Tecnologìa.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!