Lunes 25 de Octubre de 2021

EDUCACION

27 de agosto de 2018

Una buena escuela depende del lìder escolar

La comunicación es un factor importante para ejercer el liderazgo y el entendimiento entre todos los miembros del equipo.Foto: ilustrativa

Por: Por:Redacciòn colegio"Facundo Quiroga"

El desafío de cualquier trabajador es tomar conciencia de que es parte de un proyecto mayor.

Y, gran parte de ese cambio de paradigmas dentro de las organizaciones depende del líder, del responsable de asignar tareas dentro del equipo de trabajo. El directivo de escuela, que ejerce su función como verdadero líder, constituye el eslabón inicial de un círculo virtuoso.

La tarea de quien asume la conducción contagia, motiva, compromete a los docentes que conforman su equipo, y éstos, a su vez, transmiten un mensaje positivo a los padres, quienes de ese modo también comprometen a los distintos miembros de la comunidad vinculada a la escuela en cuestión.

Muchas veces el liderazgo de los directivos necesita pocas herramientas para consolidar sus virtudes. Una de esa herramientas es la simple comunicación.  La clave de su èxito esta en comunicar, motivar y liderar.

Un director de escuela que es apoyado por un nivel superior en la gestión educativa mediante un proceso de seguimiento, que tenga como base la buena comunicación (con todas las vías modernas que hoy existen), ya es una ayuda extraordinaria que ellos valoran enormemente.

Así como en el mundo de las empresas vemos lo beneficioso de contar con una comunicación directa con los distintos tipos de "clientes" en el mundo educativo, ser escuchado, tener un canal para comunicación directa, es un apoyo de altísimo valor para el docente director.

Este liderazgo requiere tiempo y confianza. Un directivo de escuela necesita cierta autonomía para dirigir.

Es difícil ser líder si no se puede designar a los integrantes del equipo propio y también lo es si el presupuesto le es ajeno. Pero pese a estas complicaciones y pese a las dificultades disciplinarias, de funciones multitareas, hay directores héroes y superhéroes en el país que merecen ser imitados.

Aquì estan las características que describen las prácticas que los directores efectivos realizan. En resumen, creemos que se sintetizan en cinco claves importantes:

 

1.     Crear una visión de éxito académico para todos sus alumnos

Podrán decirlo de distintas maneras, pero los investigadores que han examinado a los líderes educativos concuerdan que los directores efectivos son los responsables de establecer una visión exitosa, comprometida con altos estándares de calidad para sus escuelas, que busque el éxito de todos sus estudiantes. Un director efectivo también debe asegurar que la idea del éxito académico para todos se extienda en toda la institución: maestros, alumnos, padres de familia y personal, y se convierta en un movimiento que se incorpore en todas las agendas.

 

2.     Crear un ambiente de hospitalidad para la educación

Los directores efectivos se aseguran que sus escuelas permitan, tanto a niños como adultos, poner el aprendizaje en el centro de sus actividades diarias. Los investigadores de Vanderbilt mencionan que un ambiente saludable se caracteriza por brindar seguridad y establecer un orden, a la par de cualidades como una actitud de apoyo responsivo hacia los niños y una sensibilidad hacia los maestros como parte de una comunidad de profesionales enfocados a las buenas prácticas de instrucción.

 

3.     Cultivar el liderazgo en otros

Los líderes en cualquier tipo de organizaciones, públicas y privadas, necesitan poder apoyarse en otros para alcanzar las metas del grupo y necesitan impulsar el desarrollo del liderazgo a través de la organización. Las escuelas no son diferentes. Los directores que obtienen buenas calificaciones de los maestros por crear un ambiente adecuado para las clases en sus escuelas, también reciben mejores calificaciones que otros por apoyar el liderazgo de sus maestros.

 

4.     Mejorar la enseñanza

De acuerdo con investigadores pedagógicos, los directores efectivos trabajan sin descanso por mejorar los alcances de sus escuelas a través del aumento en la calidad de la instrucción. Ellos ayudan a definir y promover las altas expectativas; ellos evitan que el individualismo en los profesores así como el fragmentar esfuerzos. Son un vínculo de nexos entre los maestros, alumnos y padres de familia.

 

5.     Administrar las personas, los datos y los procesos

Los directores efectivos, nutren y apoyan a su personal, pero también enfrentan la realidad de que en ocasiones los maestros no realizan bien su trabajo. Ellos contratan con gran cuidado pero también están dispuestos a despedir a quienes no muestren la capacidad de crecer. En lo que se refiere a evaluación, los directores efectivos tratan de obtener lo más posible de las estadísticas y experiencias, han aprendido a realizar preguntas útiles para obtener información de buenas prácticas que se puedan usar para promover una colaboración entre los maestros. Ellos suelen ver la evaluación, no sólo como una manera de encontrar problemas, sino de entender la naturaleza de ellos, sus causas, y encontrar posibles soluciones.

 

Empezar por los directores de estas escuelas es incluso más fácil porque son números absolutamente gestionables que, en virtud de ese círculo virtuoso que mencionaba antes, pueden contagiar a los cientos de miles de docentes comprometidos que tiene el país. De este modo, además, estaremos trabajando para que la cuna no sea el condicionamiento de un futuro mejor sino la educación el camino para alcanzarlo.

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!